Oraciones de la noche quédate con nosotros Señor

Terminar el día con las oraciones de la noche quédate con nosotros Señor es una forma maravillosa de dejar de lado el estrés y encontrar la paz antes de dormirse. No importa lo que hayas enfrentado hoy, hablar con Dios a través de oraciones de buenas noches renovará tu fe. ¡La oración de la tarde también te ayuda a ver todas las cosas buenas que sucedieron en tu día por las que tienes que estar agradecido!

Oraciones de la noche quédate con nosotros Señor

Bendícenos con reposo esta noche, Jesús, y una buena noche de sueño. Perdónanos por las cosas que hicimos hoy que no te honraron. Gracias por querernos tanto y por conocernos de cabo a rabo. Necesitamos tu ayuda todos y cada uno de los días, y te agradecemos por la fuerza que das y por asistirnos a saber que contigo, incluso las cosas complicadas son posibles. Bendice a nuestra familia y nuestro hogar, y mantennos a salvo durante la noche. Que tus ángeles nos resguarden y nos cuiden, tal y como lo prometiste.

Nos has dicho que somos como ovejas. Y que nos guíes y nos guardes como un pastor. Conoces nuestros nombres y nos haces sentir singulares y queridos. Cuando sufrimos, nos ayudas a sentirnos mejor. Gracias, Jesús, por tu buen cuidado y por darnos para ayudar. Gracias por las Sagradas Escrituras y por enseñarnos cosas en la vida que nos asisten a crecer. Bendice a las personas de nuestro planeta y ayúdalas a saber que tú asimismo las amas. Gracias por todas y cada una de las personas que nos asisten tanto: maestros, médicos, policías y bomberos, y considerablemente más.

Gracias por tu buen plan para nuestras vidas. Ayúdanos a obedecerte y amarte poco a poco más. Cuando nos despertemos por la mañana, pon una sonrisa en nuestro semblante y tu propósito en nuestro corazón, listos para comenzar un nuevo día. Te amamos, Jesús. Buenas noches. En el bello nombre de Jesús, Amén.

Querido Señor, por favor ayúdame a confiar en Ti y dame poder a través de Tu Espíritu para evitar que mis emociones me dominen. Quiero dejar de preocuparme por lo que pueda pasar y concentrarme en lo que ya pasó al recordarte y alabarte por tu fidelidad en mi vida. En el nombre de Jesús, Amén. 

Querido Dios, te agradecemos esta noche por el buen día y por la manera singular en que nos cuidas todo el tiempo. Gracias por los instantes amenos afuera y los instantes apacibles adentro, y por asistirnos a aprender cosas nuevas todos y cada uno de los días.

Gracias por crearnos singulares, precisamente de la forma que deseabas. Gracias por resguardarnos a lo largo de todo el día. Perdónanos por las cosas malas que hacemos. Gracias por querernos aun cuando desacatamos o tratamos de hacer las cosas a nuestra forma. Ayúdanos a seleccionar siempre y en todo momento tu camino, Dios, por el hecho de que siempre y en todo momento es el mejor. Oramos por todas y cada una de las personas que no te conocen, y que lleguen a entender tu amor por ellos asimismo.

Bendice a nuestra familia y gracias por los buenos instantes juntos y separados. Bendice a nuestros amigos y a los que amamos, incluidos nuestros abuelos, nuestras tías, tíos y primos. Gracias por nuestro hogar y un sitio para dormir y buena comida para comer. Ayúdanos a reposar bien, danos sueños pacíficos y manda a tus ángeles en torno a nuestro hogar para resguardarnos a lo largo de toda la noche. Enséñanos a confiar en ti y quererte poco a poco más. Eres bueno; eres genial; y eres leal, Dios. Y te amamos. Buenas noches. En el hermoso nombre de Jesús, Amén.

Padre Celestial, mi día llega a su fin y estoy listo para acostarme. Pero antes de hacerlo, tengo que darte las gracias por tu fidelidad hoy. Siempre es buen día, incluso cuando las cosas pueden no salir como planeo, o cuando el planeta semeja estar en caos, por el hecho de que tú tienes el control.

Por todas las veces que me di cuenta de tu ayuda hoy, todas y cada una de las veces que tu presencia invisible parecía tan cercana, gracias, Dios. Pero por todas las formas en que trabajaste detrás de escena, desconocido para mí, momentos en que los ángeles enviados del cielo se movieron en mi favor en formas que nunca voy a conocer, gracias por eso también, Señor.

Perdóname por cualquier acción tonta de mi parte hoy o cosas que hice sin antes solicitar tu bendición o sabiduría. Esos son momentos que preferiría olvidar, pero estoy muy agradecido por tu perdón cuando te lo solicito. No quiero irme nunca a la cama sin aclarar el aire entre nosotros, Señor. Nuestra amistad significa demasiado, y su santidad se lo merece. Gracias por quererme tal y como soy. Tu amor me fuerza a darte todo y llena mi corazón de alabanza por la relación que compartimos gracias a Jesús.

Mientras cierro los ojos esta noche, rezo por los seres queridos que me rodean, por los amigos y por aquellos que precisan conocerte, Señor. Rezo para que tu amor, como los miles de millones de estrellas en el cielo nocturno, los toque y les ayude a ver quién eres verdaderamente. Rezo por nuestro mundo y los que están en él. Oro por sus necesidades, así como por las mías.

Concédeme una buena noche de sueño esta noche, Dios, para que pueda despertar refrescado y listo para iniciar otro día amándote. Gracias de nuevo por bendiciones tan inmerecidas y demasiado numerosas para contarlas. Amo ser tu hijo, y deseo que la palabra “fiel” describa mi servicio a ti, día tras día de todos los años. Cuando me despierte por la mañana, que sea con una sonrisa alegre, no con un espíritu gruñón. Que tu protección y tu presencia bañen este sitio con paz y seguridad contra el enemigo. Buenas noches, Señor. En el nombre de Jesús, Amén.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Oraciones de la noche quédate con nosotros Señor puedes visitar la categoría Ejemplos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir