Por qué es importante orar antes de dormir

Por qué es importante orar antes de dormir

Como cristiano, bien sabes que la oración es la herramienta más esencial que tenemos para conectarnos con Dios. La Biblia afirma que los cristianos deben "rezar sin cesar". Hay incontables oraciones cristianas antes de acostarse para garantizar una noche de descanso y probar su gratitud a Dios y en nuestra web (la mejor web de oraciones nocturnas) tienes cientos de ellas. Pero, ¿Por qué es importante orar antes de dormir?

Como fieles, las oraciones en nuestras vidas jamás pueden ser subestimadas ya sea por la mañana, al mediodía o de noche. La oración es el escudo de los fieles sobre todas y cada una de las formas de los retos de la vida.

Si bien ciertas personas arguyen que el mejor instante para rezar es en determinado instante de la noche pues creen que las oraciones son contestadas en esos instantes, las Escrituras nos instruyeron a rezar sin cesar.

7 Razones de por qué es importante orar antes de dormir

Ahora, si bien debemos rezar en todo instante, rezar ya antes de dormir tiene muchos beneficios y los consideraremos ahora.

Nos mantiene abiertos a los sueños y revelaciones de Dios

Orar ya antes de dormir nos sostiene abiertos a las instrucciones, sueños y revelaciones de Dios. Nos da acceso a la psique de Dios mientras que nos expone cosas que precisamos saber. Muchos sueños y revelaciones llegan de noche. Rezar ya antes de dormir nos abre para poder ver y percibir lo que Dios trata de revelarnos por medio de esos canales.

Asimismo podemos conseguir claridad sobre determinados inconvenientes para los que hemos estado buscando contestaciones. Asimismo somos capaces de saber qué hacer y qué no hacer. Somos capaces de saber quién está a favor nuestro y quién está en contra nuestra. Tener acceso a esa información da forma a nuestra resolución conforme avanzamos en la vida.

Nos protege del daño

Orar ya antes de dormir de noche nos resguarda del riesgo y del ataque. Existen muchas flechas que vuelan por la noche. Muchas maldades tienen sitio a lo largo de la noche y las personas descuidadas se transforman en objetivos. Debemos rezar ya antes de dormir para robustecernos de cualquier daño del diablo.

El demonio y sus agentes andan siempre y en toda circunstancia buscando a quien devorar. No rezamos, en especial en la noche nos transformamos en una presa simple para los planes desalmados de los diablos. Rezar por la noche desvía la flecha de los malignos que nos disparan.

Cuando Dios es nuestro escudo, podemos reposar confiadamente sin importar un mínimo lo que hagan el demonio y sus agentes.

Muchas personas han fallecido mientras que dormían, muchas han sido atacadas con enfermedades y enfermedades a lo largo de la noche. Esta es la razón por la cual debemos rezar de noche para resguardarnos de todos esos riesgos.

Nos ayuda a mantener un corazón agradecido

Orar en la noche nos ayuda a sostener un corazón agradecido. Tras efectuar el trabajo del día, rezar de noche nos da la ocasión de mirar cara atrás y dar las gracias a Dios por todo cuanto hizo por nosotros a lo largo del día y esto a su vez nos transforma en recipientes de más bendiciones de Dios.

Somos capaces de contar las bendiciones de Dios y ver tantas cosas que Él ha hecho por nosotros. Aquellos que forman el hábito de dar las gracias a Dios al final del día ya antes de dormir, hacen más espacios a fin de que reciban más bendiciones de Dios.

Nos ayuda a estar espiritualmente despiertos y en alerta

Orar antes de dormir de noche nos sostiene espiritualmente alarma y lúcidos. Somos capaces de resistir el riesgo. Somos capaces de sentir el riesgo. Somos sensibles a las asechanzas del demonio.

Ya nada nos toma por sorpresa en el espíritu pues debemos haber sabido, haber visto o haber oído lo que sucedería más adelante. Nuestro espíritu y nuestro cuerpo están lúcidos y alarmas cuando rezamos en la noche. No somos enclenques e indefensos.

Mantiene a la familia unida

Hemos escuchado muy frecuentemente que una familia que ora unida continúa unida. Rezar ya antes de acostarnos de noche nos sostiene unidos como familia.

Venir a Dios como una sola familia nos ayuda a conseguir resultados aún más veloces para todas y cada una nuestras peticiones. En el momento en que una familia no aprende el hábito de rezar juntos de noche ya antes de dormir, se expone a las asechanzas del demonio.

Una familia que no ve la necesidad de reunirse y dar las gracias a Dios por todo cuanto hizo por ellos a lo largo del día pronto no va a poder percibir más cosas de Dios.

Nos ayuda a examinar nuestra conciencia todos los días

Orar de noche nos ayuda a examinarnos a nosotros mismos para poder ver si no hemos alcanzado la gloria de Dios.

Sostiene viva nuestra conciencia de todas y cada una de las obras fallecidas. Podemos determinar si aún estamos en la situación adecuada con Dios cuando podemos examinar nuestros corazones mientras que rezamos cada noche ya antes de dormir.

Nos da dirección y claridad de propósito

Orar de noche ya antes de dormir nos da claridad de propósito y dirección para los próximos movimientos en nuestras vidas. Somos capaces de ver y percibir meridianamente lo que Dios desea que hagamos y no hagamos.

Rezar en la noche hace que oír a Dios sea muy simple y claro pues todas y cada una de las formas de distracción han sido eliminadas de nosotros. Nuestros corazones y psiques están de manera expresa abiertos a percibir de Dios cuando vamos a procurarlo de noche ya antes de dormir.

Conclusión final sobre la importancia de orar antes de dormir

Orar ya antes de dormir de noche nunca puede ser exagerado. Muchos que fueron descuidados con la oración ya antes de dormir han recibido flechas físicas, mentales, financieras y espirituales que han alterado de manera negativa el curso de sus vidas.

Para no toparnos en tal situación, debemos hacer de la oración de la noche un hábito, pues es un fuerte escudo para nuestra ánima contra todas y cada una de las asechanzas del demonio. Si el demonio jamás se detiene para localizar entrada en nuestras vidas por todos y cada uno de los medios en cualquier día y en cualquier instante, tampoco debemos fatigarnos de dejarlo fuera de nuestras vidas por siempre.

Todo cuanto el demonio precisa para ocasionar estragos es solo una pequeña fisura en la pared. Jamás debemos darle esa ocasión en nuestras vidas. Debemos rezar sin cesar, a tiempo y fuera de tiempo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Por qué es importante orar antes de dormir puedes visitar la categoría Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir