Oraciones de la noche Salmo 23

Oraciones de la noche Salmo 23 (1)

El Salmo 23 es el salmo más popular de las Escrituras y se lee con frecuencia en eventos oficiales, aunque se puede utilizar para cualquier momento del día, como vas a poder ver en las siguientes oraciones de la noche Salmo 23.

Es cierto que también es muy utilizada en funerales, por ello es una oración nocturna perfecta para esas noches en las que echas de menos a alguien que ya no está.

Oraciones de la noche Salmo 23

El Señor es mi pastor; Nada me va a faltar. En verdes pastos me hace descansar; al lado de aguas de reposo me conduce.

Él restaurará mi alma; me guiará por rutas de justicia por amor de su nombre.

Sí, si bien ande en val de sombra de muerte, no temeré mal alguno, pues vas a estar conmigo ; tu encalla y tu cayado me infundirán aliento.

Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; unges mi cabeza con aceite; mi copa rebosa.

Efectivamente el bien y la clemencia me proseguirán todos y cada uno de los días de mi vida: y en casa del Señor habitaré por siempre.

Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo, tu vara y tu cayado me consolarán. 

A pesar de que la vida es dudosa y podemos padecer con la enfermedad, la pérdida o el dolor, nuestro Dios de consuelo, nuestro Señor que tiene todo el poder sobre la muerte y la enfermedad pasea con nosotros. Siempre. 

Él es el único que puede llevarnos de la mano mediante los instantes más oscuros de sufrimiento de la vida, trayendo libertad y curación del dolor de esta vida, de forma directa a la gloria y la esperanza del cielo que Él ha reservado para nosotros. 

Nunca debemos temer, en la vida o en la muerte, pues Él está con nosotros, nuestra fuerza incesante y Pastor.

Tú preparas una mesa delante de mí en presencia de mis oponentes. Tú unges mi cabeza con aceite, mi copa rebosa. 

Tenemos un lugar en Su mesa, Él nos hace lugar, Él quiere que estemos cerca de Él. A lo largo de la historia, se aguardaba que los anfitriones resguardaran a sus convidados a toda costa. 

La protección de Dios es real, en medio de las trampas y ataques de las fuerzas contrincantes, podemos localizar seguridad y refugio en Su gran cuidado. 

No quiere decir que nunca enfrentaremos grandes batallas, sino Él nos cubre con Su Espíritu de unción y poder, para vivir nuestros días con Su fuerza y ​​bendición.

Querido Dios,

Gracias pues eres nuestro buen Pastor y podemos confiarte nuestras vidas. Gracias por su liderazgo y soberanía. Gracias por su guía y cuidado en nuestros días. 

Gracias porque restauras nuestras almas, nos das paz y nos traes esperanza en nuestros mañanas. 

Gracias por tu protección y fortaleza que nos envuelve como un escudo. Gracias pues jamás debemos temer. 

Gracias por tu bondad y amor que nos sigue, nos persigue, aun cuando no lo sabíamos. Gracias Señor, que eres digno de confianza y capaz, que eres nuestro Refugio y esperanza.

Sólo en Ti está el reposo y la paz. Te alabamos por la seguridad de que moraremos contigo por siempre.

En el nombre de Jesús,

Amén.

Oración de la noche Salmo 23. ¿Ideal para la noche?

Este conocido Salmo es tan rico en paz y bendición para todos nuestros días. Sin embargo, de forma frecuente podemos llegar a estar tan “familiarizados” con los versículos y episodios populares de la palabra de Dios, que prácticamente pueden perder el mensaje esencial que Él desea inculcar en nuestros corazones. 

Orar las palabras de Dios y pensar en ellas versículo por versículo puede asistirnos a rememorar su bondad y ser robustecidos por sus verdades.

¿Es el Salmo 23 una oración fúnebre?

El significado de la oración “El Señor es mi pastor” es el mensaje idóneo para los funerales. El Salmo 23 es una oración icónica que se recita en muchos funerales y se conoce como oración fúnebre. Los creyentes encuentran muy reconfortante la referencia a la muerte, sin miedo a ningún mal, y que Dios esté con ellos. El conocido Salmo es ideal para el entierro de un ser querido.

¿Quién fue el autor de la oración “El Señor es mi pastor”?

Se cree ampliamente que el rey David fue un beneficio de Dios y sirvió como rey de Israel alrededor del año 1000 a. David inicialmente alcanzó la grandeza al matar al enemigo de 9 pies Goliat de Gat.

Además, David fue poeta y se estimó que fue el creador de muchos de los Salmos, incluyendo el Salmo 23, "El Señor es mi pastor". David lo escribió para sí mismo para ser consolado a lo largo de los periodos inestables de su vida.

Te puede interesar

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Oraciones de la noche Salmo 23 puedes visitar la categoría Salmo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir