Oraciones de la noche cortas al Santísimo Sacramento

Oraciones de la noche cortas al santísimo sacramento

Nuestras oraciones de la noche cortas al Santísimo Sacramento reúnen todas las características necesarias para que puedas orar tú y tu familia antes de dormir de una forma totalmente sencilla y en un periodo breve de tiempo.

Oraciones de la noche cortas al Santísimo Sacramento

Señor Jesús, he aquí que vengo. Mi corazón es pequeño, pero es todo tuyo. Estás preso en nuestros Tabernáculos, ¡Tú, Señor de Señores! ¡Y es el amor lo que te retiene aquí como tal! Tú dejas el Sagrario sólo para venir a nosotros, para unirte con el alma fiel y permitir que tu Amor Divino reine en tu interior.

Te adoro, Señor y Autor, oculto en el Santísimo Sacramento. Te adoro por todas las obras de Tus manos, que me revelan tanta sabiduría, bondad y clemencia, oh Señor. Amen.

Tanta belleza has derramado sobre la tierra y me habla de Tu belleza, aunque estas cosas bellas no sean más que un enclenque reflejo de Ti, Belleza incomprensible. Amen.

Aunque te has escondido y encubierto tu belleza, mi ojo, iluminado por la fe, te alcanza y mi ánima reconoce a su Autor, su sumo bien, y mi corazón está absolutamente sumergido en oración de adoración. Amen.

Mi Señor y creador, Tu bondad me anima a hablar contigo. Tu clemencia elimina el abismo que aparta al Creador de la criatura. Conversar contigo, oh Señor, es el deleite de mi corazón. En Ti encuentro todo lo que mi corazón puede querer. Amen.

Tu luz alumbra mi psique, permitiéndole conocerte más y más de forma profunda. Aquí ríos de gracias fluyen sobre mi corazón. Amen.

Oh mi Señor y creador, Tú solo, más allá de todos estos dones, dáteme a Ti mismo y únete íntimamente a Tu miserable criatura. Amen.

Oh Cristo, que mi mayor deleite sea verte amado y proclamada tu alabanza y gloria, especialmente el honor de tu misericordia. Amen.

Padre, permíteme glorificar Tu bondad y clemencia hasta el último momento de mi vida, con cada gota de mi sangre y cada latido de mi corazón. Ojalá me transforme en un himno de adoración a Ti. Amen.

Cuando me halle en mi lecho de muerte, que el último latido de mi corazón sea un himno de amor glorificando Tu insondable clemencia. Amén.

¡Oh Rey del Amor! Ven, vive y reina en mí. ¡No quiero otra ley sino la ley de Tu Amor! No, no, de ahora en adelante no quiero saber nada, ni de este mundo ni de lo que hay en él, ni de mí mismo; Sólo tu Amor reinará en mí eternamente.

Te adoro, oh Jesús, Dios de amor, realmente presente en el Muy santo Sacramento. Te adoro a Ti que has venido a los Tuyos pero no fuiste recibido por ellos. Amen.

Tú mi señor, a quien la mayor parte de la humanidad rechazó y despreció. Te adoro, a quien los impíos ofenden sin cesar con sus sacrilegios y blasfemias. Amen.

Santísimo Sacramento que estás afligido por la frialdad e indiferencia de un gran número de cristianos. Te adoro, oh Bondad Infinita, que tantos milagros has obrado, para revelarnos Tu amor. Amen.

Te adoro, con todos y cada uno de los ángeles y santos, y con aquellas almas elegidas que ya son las bienaventuradas de Tu Padre y están todas y cada una encendidas de amor candente por Ti. Amen.

¡Oh, qué bueno es para mí estar acá contigo! ¡Qué dulce oír la Voz de mi Amado! ¡Oh Víctima del Amor Divino! Un grito desgarrador brota de Tu Corazón aquí en el Altar, como lo hizo una vez en el Calvario; es el grito de Amor; "¡Tengo sed", llamas a tus hijos, "tengo sed de tu amor! ¡Vengan todos, a quienes amo como mi Padre me ha amado, vengan y sacien la sed que me consume!

¡Te adoro con todos tus amigos, oh Jesús! Con ellos me postro al pie del Altar, para ofrecerte mi más profundo homenaje, para percibir Tu Divina Inspiración, e implorar tu gracia. 

¿Qué oración de la noche corta al Santísimo Sacramento necesitas?

Ahora solo te queda elegir una de nuestras diferentes oraciones cortas nocturnas al Santísimo Sacramento. Como has podido apreciar, cada una de ellas está totalmente indicada para una petición diferente, así como una forma de agradecer por haber vivido un día más.

Muchas personas ignoran el hecho de lo sumamente importante que es orar de noche, antes de dormir. Sabemos que tú no, por algo estás aquí. Así que independientemente de cual sea tu situación, seguro que alguna de nuestras oraciones de la noche cortas al Santísimo Sacramento te son de gran utilidad.

Te puede interesar

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Oraciones de la noche cortas al Santísimo Sacramento puedes visitar la categoría Cortas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir