Oraciones de la noche a la virgen de Guadalupe

Oraciones de la noche a la virgen de Guadalupe

Nuestras oraciones de la noche a la virgen de Guadalupe son todo lo que necesitas para descansar de una forma tranquila y en paz. Oraciones que puedes utilizar para orar cada noche o bien aquella noche donde necesites más la atención de Guadalupe.

Elige tu oración de la noche a la virgen de Guadalupe

Escucha, ponlo en tu corazón, mi hijo más joven y querido, que lo que te intranquiliza, lo que te inquieta, no es nada. No se turbe tu semblante, tu corazón. No temas esta enfermedad de tu tío. o cualquier otra enfermedad, ni nada que sea punzante o perjudicial. ¿No estoy acá, , que soy vuestra Madre? ¿No estáis bajo mi sombra y protección? ¿No soy Yo la fuente de vuestro gozo? ¿No estáis en el hueco de mi mantón, en el cruce de mis brazos? ¿Precisas algo más? Que solamente te inquiete, te turbe. No permitas que la enfermedad de tu tío te inquiete, pues no va a morir ahora. Puedes estar segura de que ya está bien. 

Nuestra Señora de Guadalupe, Rosa Mística, intercede por la Santa Iglesia,
protege al Soberano Pontífice, ayuda a todos los que te invocan en sus necesidades, y siendo Tú la siempre Virgen María, y Madre del Dios Verdadero, obtén para nosotros de a tu muy santo Hijo la gracia de guardar nuestra fe, de dulce esperanza en la mitad de la amargura de la vida, de ardiente caridad, y el don precioso de la constancia final.

Acuérdate de mi esta noche, oh piadosísima Virgen María de Guadalupe, que en tus apariciones divinos en el monte del Tepeyac, prometiste enseñar tu compasión y piedad cara todos y cada uno de los que, amándote y confiando en Ti, procuran tu ayuda y te invocan en sus necesidades y aflicciones.

Tú prometiste percibir nuestras súplicas, secar nuestras lágrimas y darnos consuelo y alivio. Nunca se supo que alguien que asistió a tu protección, suplicó tu ayuda o procuró tu intercesión, ya sea por el bienestar común o en sus preocupaciones personales, quedó sin ayuda. Hoy te pido algo, protégeme esta noche.

Inspirados por esta confianza, volamos cara ti esta oscura noche, ¡oh María, siempre y en toda circunstancia Virgen Madre del Dios auténtico! Aunque afligidos bajo el peso de nuestros pecados, venimos a postrarnos ante tu augusta presencia, seguros de que te dignarás cumplir tus misericordiosas promesas. 

Estamos llenos de esperanza de que, estando bajo tu sombra y protección, nada nos turbará ni nos inquietará, ni debemos temer la enfermedad, ni la desgracia, ni ningún otro dolor.

Tú has decidido continuar con nosotros mediante tu fenomenal imagen, que eres nuestra Madre, nuestra salud y nuestra vida. Poniéndonos bajo tu mirada materna y recurriendo a ti en nuestras necesidades no precisamos hacer solamente. Oh Santa Madre de Dios, no desdeñes nuestras solicitudes, sino en tu clemencia escúchanos y respóndenos.

 Inmaculado Corazón de María, Corazón de mi Madre, Nuestra Señora de Guadalupe, uno a tu pureza, a tu santidad, a tu celo y a tu amor, mis pensamientos, palabras, actos y sufrimientos en este día, a fin de que no quede nada en mí. que no se transforma por ti en un placer para Jesús, en una ganancia para las ánimas y en un acto de reparación por las ofensas a tu Corazón. 

Oh Nuestra Señora de Guadalupe, rosa mística, intercede por la Santa Iglesia, protege al Soberano Pontífice, ayuda a todos y cada uno de los que te invocan en sus necesidades,
y siendo Tú la siempre y en todo momento Virgen María y Madre del auténtico Dios,
obtén para nosotros de tu Hijo santísimo la gracia de guardar nuestra fe, dulce esperanza en la mitad de la amargura de la vida, caridad candente y don hermoso de la constancia final.

Queridísima Madre, Virgen de Guadalupe, me consagro a tu maternal cuidado. Te agradezco tu perfecta preocupación, ayuda y misericordia. Por favor, intercede por mí mientras pongo mi confianza en ti. Llévame a tu Hijo Jesús para que pueda amarlo con tu hermoso corazón. Madre María, ruega por nosotros. San Juan Diego, ruega por nosotros. Jesús, en Ti confío. Amén.

Oraciones de la noche a la virgen de Guadalupe actualizadas

Hoy, honramos a Nuestra Señora de Guadalupe. El 9 de diciembre de 1531, Juan Diego, un indio converso a la fe, caminaba hacia un pueblo cercano para poder asistir a Misa. En su camino, se le apareció una mujer en medio del sonido de música celestial. Ella le anunció:

"Soy vuestra Madre misericordiosa, para vosotros y para todos los hombres que me aman y confían en mí e invocan mi ayuda. Por tanto, id a la morada del Obispo en la Ciudad de México y decid que la Virgen María os ha enviado para hacerle conocer su gran deseo".

Desde ese día, la virgen de Guadalupe no solo tiene mucha fama en México (aunque es donde más fama tiene) sino que cualquier persona que se considere cristiana, tiene en sus plegarias a Guadalupe.

A tu disposición hemos puesto oraciones para la noche únicamente para Guadalupe. ¿Lo mejor de todo? No solo que son totalmente originales, sino que están constantemente actualizadas.

Te puede interesar

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Oraciones de la noche a la virgen de Guadalupe puedes visitar la categoría Vírgenes y Santos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir